CORFHU busca desarrollar en el personal, la actitud de Adaptación Creciente al Cambio. Tal actitud es necesaria para abordar de manera exitosa el permanente cambio al que nos exponemos en el momento actual.

La Adaptación Creciente se caracteriza por la flexibilidad, tolerancia ante la inestabilidad, protagonismo, iniciativa y espíritu de equipo.

Busca que cada uno se sienta protagonista y no víctima del cambio.

Se diferencia de la Adaptación Decreciente, caracterizada principalmente por el conformismo, por “marcar el paso”; y de la Desadaptación, caracterizada por la rigidez, confrontación e individualismo.